El Juego Influyente

Para estudiemos web, el juego aplicado a la educación es una estrategia de aprendizaje que una gran cantidad de autores han presentado de gran utilidad, no sólo para la población infantil (vea nuestros cursos Minnits o KidBag ), sino para favorecer el aprendizaje en adultos.

“El Juego es la primera forma en la que aprendemos; experimentar para ver qué sucede, tratar, tratar, tratar… ¡El juego es inherente al ser humano!”

Alex Games, 2014.  Director de Diseño de Educación de Microsoft Corporation

La Gamificación es un término relativamente reciente que “se refiere al uso del pensamiento y mecanismo del juego en contextos educativos, buscando que el usuario se motive a la resolución de problemas”*.  Esta técnica de enseñanza es utilizada en la actualidad por educadores disruptivos e innovadores que buscan mejorar la atención y desafiar a los estudiantes a construir su propio conocimiento a través de las bondades que el juego ha mostrado.

Los juegos han sido vistos tradicionalmente como una forma de entretenimiento o pasatiempo; sin embargo, actualmente se han convertido también en una tendencia creciente en ambientes formales como la industria y la educación.  Es fácil reconocer que los juegos son atractivos, adictivos y motivacionales.  Más aún, pueden ser empleados como una poderosa herramienta para moldear la conducta.**

¿Pero cuáles son los beneficios de introducir la gamificación en los procesos de enseñanza – aprendizaje virtual?  Podemos encontrar entre otros:

  • Desarrollo de habilidades interpersonales: lograr que un grupo de estudiantes realice una tarea en la que se requiere cooperación para el éxito ha demostrado ser muy efectiva a través del juego.  Algunos autores han evidenciado como las comunicaciones interpersonales mejoran y brindan la oportunidad a los estudiantes a socializar de mejor manera, en un entorno controlado, eliminando así ciertos atributos deficientes, como la intimidación, que prevalecen en las reuniones sociales de adolescentes.
  • Concurso inspirador: para aquellos que aprenden mejor compitiendo, la gamificación es una forma segura de despertar su interés. La organización del concurso educativo entre estas personalidades hace que los participantes traigan a la mesa su “juego A”. La disponibilidad de un premio para el ganador definitivamente agrega algo de sabor a este tipo de juegos.
  • Desmitificación del trabajo: los términos “trabajo, ejercicio o prueba tienen la capacidad de provocar temblores en la columna vertebral de estudiantes con bajo rendimiento” y la gamificación reduce drásticamente este miedo innato al convertir la responsabilidad de los trabajadores en pruebas más interesantes y menos desalentadoras . De este modo, se trabaja en los temores de los estudiantes afectados que pueden desarrollar sus niveles de confianza al desempeñarse de manera sobresaliente en una tarea de juego.

En la enseñanza – aprendizaje virtual, los retos y actividades que impliquen gamificación, son preferidos por el estudiante debido a que despiertan una mayor motivación y desarrollo autónomo de aprehensión.

Una encuesta de investigación realizada por Forbes, mostró que el 70% de las instituciones entrevistadas plantean incorporar Gamification en su proceso de enseñanza o tutoría. Mientras que los institutos que ya utilizan este enfoque, se jactaban de una mayor capacidad de retención de estudiantes y empleados, así como un aumento en los márgenes de ganancia, de lo que implicaba gamificación en sus cursos.

“Los juegos no solo se tratan de entretenimiento y distracción.  Necesitamos valorarlos como un tipo particular de persuasión. Una forma singular de ver el mundo.  Una forma diferente de pensamiento.”

Jordan Shapiro, 2014.  Global Education & Skill Forum

 ¿Cómo puede un juego contribuir al aprendizaje en educación virtual?, preguntaría cualquier docente y estudiante acostumbrado (o mejor alineado) a la educación tradicional. Pues bien, en la vida real, es decir, en ese espacio relacional que se desarrolla dentro contextos -que en ocasiones están poco o nada interesados en la formación para la autonomía y la independencia-, y que además nos forma para el “trabajo postindustrial” (ver vídeo “La Educación Prohibida“), nos enfrentamos a situaciones problémicas cotidianas reales, que distan de resolverse a través de un acto mágico de suerte proporcionado por el destino, sino que más bien,  necesita de acciones afirmativas, que deben ser planeadas de manera estratégica, con un componente principal inmerso de motivación, innovación y adaptación a los cambios que propone la nueva “sociedad del conocimiento“.

En el anterior contexto, la transmisión de la información y el conocimiento no brinda resultados útiles y acordes para la complejidad de situaciones que cualquier individuo “globalizado” debe resolver. No es un proceso consecuente con la sociedad actual.  Tal y como lo plantea Gonzalo Frasca (ver video abajo), nadie  vuelve a jugar Mario Bros y lo hace, porque recuerda un tutorial que realizó, o las instrucciones que leyó en aquel entonces; lo hace porque “se equivocó” tocando la tortuga y se dió cuenta que debía “saltarle encima” para poder conseguir otro resultado.  De acuerdo con él, un video juego NUNCA podrá reemplazar un libro o un maestro, pero sí puede complementar un proceso formativo de una manera agradable, innovadora y además con la permisividad de corregir el error en otro, u otros intentos; finalmente, lo relevante es conseguir rescatar la princesa, no?

 

https://youtu.be/sJ6yJNEVL94

“Los Videojuegos nos hacen pensar mejor”. Gonzalo Frasca

Bien por los docentes y padres innovadores, que no “viven y sienten” la calificación de los actos pedagógicos como un momento cuantificador, sino como un proceso de evaluación que se apoya en los medios necesarios para motivar en sus aprendices, la metacognición; así sea utilizando videojuegos o cualquiera de la gran cantidad de recursos que ofrece, por ejemplo, la web actual.   De otro lado, bien por los estudiantes que “comprenden” a los docentes que no son partidarios de implementar recursos propios de esta nueva sociedad, pues conocen que nadie puede dar de lo que no tiene, y a pesar de esto, construyen su propio conocimiento y “comparten” su estructura de formación para la vida.

Finalmente, y como sugerencia de que estudiemos web para nuestros docentes virtuales, compartimos un sitio web en español, el cual puede orientar al docente en la creación de actividades educativas que motiven en la formación a estudiantes, gracias a sus resultados atractivos y profesionales. (Ir a educaplay!)

Con los elementos de esta entrada se pretende que reconozcamos que la gran cantidad de recursos de la tecnología, en la que se puede apoyar la formación de personas autónomas e independientes, exige creatividad e innovación docente y estudiante, pero sobre todo debe permitir ¡probar de nuevo!.

Recuerda que en Estudiemos Web, compartimos conocimiento, impulsamos mentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *