Dada la situación controversial en los colegios frente al presunto bloqueo de ciertos sitios web y el uso del celular, el presente escrito tiene como finalidad dar un punto de vista sobre sus consecuencias.

Lo primero que se debe observar es que una entidad educativa como un colegio, no solo debe estar actualizada en conocimiento sino que también debe hacerlo en las herramientas que pueden ayudar a conseguir dicho objetivo.

La educación ha evolucionado, puesto que el contexto histórico en el que nos encontramos es distinto al de hace algunos años. La globalización es un proceso que ha entrado a todos los aspectos de la vida, de la sociedad, de la cultura y por ende también de la educación, no se puede negar que existe un vínculo entre el estudiante y la tecnología, no reconocerlo o intentar ocultarlo sería como tapar el sol con un dedo.

La sociedad actual tiene como base la “internet”, como herramienta básica y fundamental para poder realizar todas las tareas diarias, si el educador desconoce esta realidad, entonces pasa a ser una pieza reemplazable en el tablero de la educación, es decir que la forma de comunicación ha evolucionado a tal magnitud que podemos hablar de una sociedad de la red, el quedarse atrás en estos temas y peor aún impedirles simplemente le niega a los estudiantes la posibilidad de desarrollarse en esta sociedad, de poder contar con internacionalización y de miles de oportunidades.

También se debe tener en cuenta que es un hecho que los docentes deben promover el uso de dichas herramientas siempre y cuando se haga con los estándares y cuidados necesarios, tal y como se menciona en la ley 1342 de 2009 y la ley 115 de febrero de 1994, “La promoción en la persona y en la sociedad de la capacidad para crear, investigar, adoptar la tecnología que se requiere en los procesos de desarrollo del país y le permita al educando ingresar al sector productivo”.

Las formas de acceder a la información hoy en día son infinitas, gracias a las TIC la educación ha cambiado su rostro, para adaptarse, globalizarse y agradarle a la sociedad, también dicha exposición a la información genera que las personas sean autosuficientes en su búsqueda y en el filtro de dicha información.

Ahora, es cierto que con la globalización, la sociedad de la red y las tic, nace una problemática que crece cada vez más rápido y es que la anteriormente mencionada exposición a la información requiere de responsabilidad por parte de la persona que la consulta.

Las redes sociales son un claro ejemplo de que la educación, la globalización y las TIC requieren del acompañamiento de un instructor, puesto que el mal uso de estas herramientas pueden llevar a vicios, dependencias y a grandes faltas contra la dignidad humana.

Asombra el hecho de observar el impacto y la incidencia de las redes sociales en la vida de los jóvenes , en los colegios, sea la población que sea, los chicos concurren con su celular.

El mal uso de estas herramientas es lo que afecta o no a las personas, no es la herramienta por sí misma sino cómo se utiliza, hay que saberlas aprovechar y no restringirlas, que son dos cosas muy distintas.

En el caso en concreto podemos aprovechar dichas redes e información para crear nuevos métodos de educar, pero siempre y cuando el educador sepa de dichas redes y los peligros a los que se pueden exponer los estudiantes, explicarles a ellos para que no se produzcan líos y lo utilicen con responsabilidad.

Se pueden crear grupos en Facebook con sus alumnos a través de los cuales podría proponer tareas escolares, actividades de investigación y hasta entregas de trabajos. La interacción sería permanente y a los jóvenes les podría llamar la atención mucho más que la clase magistral, además de ello podrían recomendar paginas y perfiles de personas que deberían seguir, para que lean sus comentarios y adquieran una parte crítica a partir de diversos temas, un perfil de un científico, un literario o de un empresario colombiano, puede repercutir mucho en la forma en cómo los jóvenes ven al mundo; lo mismo podría suceder con twitter, un ejemplo sería solicitar a los estudiantes que después de cada trabajo coloquen un resumen de lo aprendido en su twitter, la limitación de letras que esta red social permite ayudaría a sintetizar la información, que se sigan entre los estudiantes afianza la amistad y que pudieran comentar siempre con respeto aumenta su sentido ético y carácter crítico.

Youtube, es otra herramienta necesaria para la globalización, es claro que solo se permitirán contenidos académicos, pero sería interesante que el docente no solo colocara videos, sino que abriera un canal con sus estudiantes, donde pudieran subir las presentaciones de sus trabajos, también que subieran videos en el que hablarán de aquellas cosas que les gustan y así el docente conocerá un poco más de sus estudiantes.

Una vez se apliquen estas herramientas el docente va sentir la necesidad de investigar, querer saber más del tema y usará con mayor frecuencia nuevas herramientas para sus clases, por ejemplo skype, que bueno seria que en medio de una clase un profesor invitara a un gran personaje vía skype y que los jóvenes lo conocieran por videoconferencia.

Hoy en día existen una infinidad de sitios web que ayudan tanto a los jóvenes como a los docentes, siempre y cuando se sea responsable con su uso, sería interesante que el docente enseñe sobre la propiedad intelectual y derechos de autor, sobre el habeas data,

La innovación debe ser parte de la educación y para ello existen las TIC con los medios posibles para conectar a los docentes con los estudiantes y a los estudiantes con el mundo entero.

Por tales motivos, invitó a los colegios de Bogotá a que utilicen los medios de la manera adecuada, no que lo prohiban, todo con la finalidad de un mejor mundo para los estudiantes.

Recuerda que en Estudiemos Web, compartimos conocimiento, impulsamos mentes.

2 comments on “Los colegios sin celulares no son del siglo XXI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *